jueves, 28 de noviembre de 2013

V CONCURSO DISEÑO GRÁFICO "TRIPITROFEO"


El “Tripitrofeo” es un galardón que se entrega anualmente a los deportistas del Club Deportivo Triatlón Pisuerga – Tripi con relevante participación durante el año, ya sea por cantidad, calidad o nivel de las pruebas en las que se toma parte. Este concurso tiene dos fines: el fomento artístico en el seno del club y la búsqueda de un óptimo diseño para el galardón. La edición 2013 de este concurso se rige por las siguientes

BASES:

1. Podrán participar en el concurso aquellos deportistas federados con el C.D. Triatlón Pisuerga en el presente año, sus familiares y cualquier particular que tenga el apoyo de un deportista federado del club.
2. El diseño se realizará en formato plano, en cualquiera de sus modalidades.
3. Las obras a concurso tienen que ajustarse a las dimensiones de los formatos A3 (297x 420mm) ó A4 (210x297mm).
4. Independientemente de la modalidad en la que esté realizado la obra, ésta se tendrá que presentar en formato digital y con suficiente calidad a la dirección de correo electrónico triatlonpisuerga@gmail.com. En el asunto se indicará “Tripitrofeo 2013”.
5. El plazo límite para remitir las obras será el día 24 de diciembre.
6. Mediante la presentación a este concurso, el ganador declina los derechos sobre su obra, que pasarán al C. D. Triatlón Pisuerga - Tripi.
7. El ganador del concurso recibirá copia de su obra impresa en foam de 5 mm.
8. El jurado estará formado por la junta directiva del C.D. Triatlón Pisuerga – Tripi y artistas relevantes invitados. Si alguno de los miembros de la directiva participara en el concurso, se procederá a sustituirlo por otro miembro del club.
9. Se valorará la relación de la obra con el club y con el deporte que practica.

lunes, 18 de noviembre de 2013

Crónica del Iberman, por Sergio Herrero



 CRÓNICA de MI PRIMER IM, Iberman 2013

Antes de meterme de lleno en el día de la prueba, pongo un poco en contexto mi año deportivamente hablando:

Comienzo el año 2013 por encima de los 80 Kg. de peso, con un estado físico bastante alejado de lo que me gustaría, pero con un objetivo claro y una ambición para el año: el IM que se celebrará en Huelva el 5 de Octubre. Todo surgió a raíz de una cena en mi casa con Luis Ángel, unas cervezas y ya la hemos liado. No hay nada como marcarte un objetivo para ponerte las pilas y estar motivado, y yo ya lo tengo; de esta forma divido en objetivos intermedios y me marco el 1/2 Ironman de Aveiro a finales de Mayo, el triatlón olímpico de San Sebastián de Junio y el 1/2 Ironman Al- Mundaya de Murcia de finales de Agosto como las piedras de toque de mi proyecto.

El año no empieza bien, en febrero disfrutando de la montaña en Pirineos con los compañeros del tripi (Mena y Ferreras) me lesiono en la pierna izquierda (mi pierna “buena”), diagnóstico: tendinitis de pata de ganso; esto me hace ir bastante retrasado en mi preparación y además eliminar prácticamente la carrera a pie de los entrenamientos, eso si, comienzo una íntima relación con la elíptica que será tónica habitual de todo el año. Tenía las medias maratones de León y Madrid en mi calendario pero no pudo ser, así que aprovecho para meter muchos Kms. en bici y nadando.

En Mayo, al llegar al triatlón de Aveiro, tras una buena natación y bici, me retiro por primera vez en un triatlón porque mi pierna (esta vez la derecha, la de siempre) vuelve a dar señales de alarma, de nuevo un pequeño parón y de nuevo sin correr. Aquí tomo una decisión que fue una de las claves de mi año, comienzo con Víctor como entrenador y siempre le estaré agradecido sus consejos, su apoyo y su motivación hasta el IM.

Comienzo junio de nuevo con muchos metros de piscina y de bici, a lo que sumo frecuentes sesiones de elíptica y gimnasio y la cosa empieza a mejorar, cuando estoy súper motivado para el triatlón de San Sebastian otro palo a mi temporada: esta vez en forma de enfermedad, tuve paperas, y me dejaron muy tocado con lo cual otras dos semanitas perdidas.

No pude correr en Donosti, como veis una primera parte del año para olvidar. Junto con Víctor buscamos lo positivo, en bici la progresión es buena y nadando estoy sintiéndome muy cómodo, replanteamos objetivos y decidimos que en julio sólo voy a entrenar, acumular Kms. y recuperarme bien. En agosto comienzo a competir: primero en el Triatlón Sprint de Valladolid, luego un olímpico sin drafting en Aranda de Duero y las sensaciones van siendo buenas, al menos la pierna derecha responde al correr. La prueba de fuego viene en Murcia, con el 1/2 IM de Al- Mundaya, ahí, pese a su terrible dureza por el calor, la orografía y la humedad, decido que puedo con el IM y que voy a por todas.

Septiembre sería el mes definitivo, con entrenamientos que hacía años que no completaba y con muy buenas sensaciones. Eso sí, la carrera más larga a pie en entrenamientos fue de 15 Kms. y eso, obviamente genera dudas de cara a un IM, pero estaba seguro de bajarme lo suficientemente fuerte de la bici como para afrontar la maratón con garantías, aún sabiendo que iba a sufrir mucho. De esta forma, después de un año un tanto irregular llego a mi meta cargado de ilusión, con ganas y motivado.

Para mi ha sido muy importante poder estar en la línea de salida y haber podido superar los obstáculos que han ido apareciendo. Llego en forma, estoy en 72 Kg. y desde el 1 de enero, en este camino he recorrido cerca de 6.000 km en bici, 130.000 metros nadando y 450 km corriendo. No es lo que esperaba cuando comenzó el año pero me siento confiado y creo que tengo suficiente experiencia para que la cabeza tire cuando el cuerpo no pueda.

IBERMAN.

Llega la fecha que tanto he esperado y tengo la inmensa suerte de compartir este momento con gente de mi equipo, me hace especial ilusión correr un IM con Luis Ángel, que ya tiene varios de experiencia a sus espaldas, con el que he compartido mucho desde hace muchos años corriendo triatlones, raids, subiendo montañas ó simplemente tomando cervezas.

También me alegro de estar con Fernando Alonso, un tipo que apareció en la cena del tripi en Enero, sin haber corrido ningún triatlón en su vida, pero con las ideas muy claras, quería correr IM y va a acabar el año con tres medios IM y un IM completados e inscrito para Lanzarote. Increíble. Ha sido un fiel compañero de bici durante este año, lloviera o hiciera 35º siempre al pie del cañón. El deporte tiene éstas cosas, te deja buenos amigos como premio a la constancia. También están en la prueba Yonny, de Salamanca, otro mítico compañero de batallas; Rafa Becerro, que decidió a última hora su participación y Neno.

Salgo el Jueves de Valladolid, y voy hacia Isla Antilla, de donde salía la competición, con Luis, Susana y Nando, que fue de espectador, pero si le dan una bici ¡corre seguro!

El viernes comenzamos toda la parafernalia que rodea estas pruebas, recogida de dorsales, revisión de bicicletas para comprobar que todo estaba OK y un paseo de 1h en las mismas para soltar piernas, chapuzón en el mar y todo listo. Es entonces cuando comenzamos a hablar con los triatletas que llevan aquí más días y han visto el recorrido. Nos comentan que es terriblemente duro y que los 2.000 metros de desnivel van a pasar factura...pufff! Yo sigo pensando en positivo, una bici dura no me ayuda, pero tampoco me viene mal.

A las 5:45am suena el despertador, salgo de la cama extrañamente tranquilo y me voy a desayunar. Como algo ligero, la cena de anoche fue fuerte y no hace falta más, no quiero arriesgarme a problemas digestivos en el agua, ya tendré tiempo de comer en la bici.

A las 7:00am nos juntamos todos y nos dirigimos hacia boxes, la verdad es que hasta aquí todo como un triatlón normal. Supuestamente la salida es a las 7:45, 5 minutos antes vamos a dar unas brazadas para probar el agua y es cuando sospechamos que se va a alargar la salida como así fue, la gente desperdigada, familiares paseando por la zona de competición, en fin un poco de caos.

Después de lograr juntar a todos y acondicionar la zona de playa donde se da la salida la organización la va a dar a las 8:15. Se sale desde la arena y aquí es donde veo las diferencias con un tri normal, la gente se toma mucho más tranquila la natación, Luis y yo nos situamos sin ningún problema en primera fila, casi todo el mundo se acumula por la zona trasera. Bocinazo de salida, dejamos que unos cuantos nos pasen y nos dirigimos al agua sin subir mucho el pulso para coger ritmo a gusto. La primera boya está a 150m e increíblemente la paso sin ningún golpe ni tensión, voy en un grupo cómodo y delantero. Comienza bien la cosa.

La natación son dos vueltas, al dar la primera miro el Garmin, me ha parecido que iba rápido pero me marca 34 min. que raro, en fin, a seguir nadando, voy muy bien, cómodo todo el rato, sin golpes y orientándome perfectamente. En esta segunda vuelta la corriente es más fuerte y se hace algo más dura.

Cuando me quedan 700 m pego un trago de agua salada mezclada con el regusto a  gasolina de las motos acuáticas de la organización y me provoca una arcada y un ataque de tos, nada importante, pero pierdo un tiempo precioso y me pasan un par de grupos. Al salir del agua veo a Luis y entramos juntos en boxes. Mi Garmin marca 1:14 y 4.400m. O he dado muchas vueltas o no estaba bien medido, después de la carrera veo que en efecto, han sobrado 600 m de natación; supongo que con la corriente tan fuerte se desplazarían algo las boyas.

Llego a boxes y transición tranquila, me pongo la parte de arriba del 2 piezas, calcetines, guantes y a pedalear. La bici comienza siendo exigente, con viento de cara/costado durante casi los primeros 90 Km. y el recorrido sube y baja todo el rato, sin grandes subidas, pero duro. Voy a un ritmo constante, comiendo (barritas y geles) y bebiendo todo el rato y no hace más que pasarme gente, es increíble, creo que alguno va a explotar hoy de lo lindo ¡y espero no ser yo!

Por cierto, hay gente que todavía no sabe que esto de los IM es sin chupe de rueda, pero en fin, allá cada uno con su conciencia. A partir del Km. 100, ya pasada la frontera y adentrándonos en tierras lusas, comienzo a no encontrarme bien a nivel estomacal, no le doy mucha importancia, pero decido beber sólo agua (no me gustó nada el isotónico de los avituallamientos) y dosificar el tema de los geles.

Lo de las subidas es increíble, todo el rato sube y baja, no te permite coger ritmo en ningún momento, voy cómodo pero decido dosificar para bajarme a correr con fuerza.





Fernando me coge en la parte final del recorrido y hacemos juntos (respetando la distancia reglamentaria) la última parte ¡qué alegría da poder hablar y relajar un poco! Llego a la segunda transición, que estaba en Portugal, después de 175 Km. de bici (aquí se quedaron cortos), me ha salido una media de 26,2 Km./h y estoy contento para la dureza del terreno.

Esta transición me la tomo con mucha calma (tal vez demasiada), me doy bien de vaselina, me cambio de calcetines, me pongo medias compresivas y a correr. Fernando ha salido ya pero es un galgo y no hago ni intención de ir con él, mi carrera es otra. Mi objetivo era bajarme en 8:00h a correr entre la natación, bici y transiciones, al final se me alarga un poco y salgo a correr en 8:10 aproximadamente.

Hasta aquí ha salido todo según lo planeado, con lo cuál voy súper contento. Al empezar a correr tengo un dolor abdominal muy fuerte, intento que se me pase pero no hay manera con lo que el ritmo es bastante lento; mi idea inicial era intentar ir entre 5:45 y 6:30min/Km.  todo el rato que fuera posible, en plan diesel, pero la cosa no iba bien: el dolor persistía y no iba nada a gusto.

Este primer tramo fue muy curioso, nunca había corrido por una autovía y allí estaba corriendo por el carril derecho de una autovía portuguesa dirección España. En los avituallamientos andaba a ver si se pasaba pero no había manera, pues nada, a aguantar como sea, comienzan los Km. a pasar de los 6:30 pero no quiero dejar de trotar, Km. 10 en 1h10, no pasa nada, sabía que iba a ser duro. Hasta el Km. 17 aguanto trotando, pero me empiezan a dar las primeras arcadas hasta que se hace incontrolable y comienzo a vomitar cuando circulo por una vía verde pasado Ayamonte. Estoy destrozado, tengo un dolor abdominal muy fuerte y me queda más de la mitad de la maratón, comienzo a verlo un poco negro pero me auto animo y comienzo a caminar a ver si se me pasa. Lego andando al siguiente avituallamiento pensando en beber y comer algo porque tengo el cuerpo vacío, pero claro, no me entra  nada que no sea agua o fruta, pruebo un plátano y un poco de agua y a los 500 m me pongo a vomitar otra vez. Me preocupo seriamente porque una cosa es ir tocado y otra es vomitar (con lo que conlleva de deshidratación) y no poder comer ni beber nada con el calor que hace y 30 km por delante. Desde luego que mi situación no es nada buena y por primera vez se me pasa por la cabeza abandonar.

Pienso en todo lo que ha sido este año, los esfuerzos que he realizado, esos pequeños sacrificios, el apoyo incondicional de Marta y de mi familia y pienso que no voy a abandonar ni de coña.

Comienzo a pensar en positivo, tengo las rodillas bien, mi cabeza es fuerte y sólo 30 Km. me separan de concluir la prueba. Está claro que hoy no va a ser mi día, hoy no voy a hacer esas 12:30h que creía que podía hacer siendo realista con que mi maratón no iba a ser buena, pero tampoco va a ser el día de retirarme. Acabo o acabo, no hay otra posibilidad.

Estos eran mis pensamientos cuando me alcanza Rafa por detrás, le cuento mi estado, me da un poco de agua para ver si la puedo digerir y otra vez a vomitar; tan mal me vería que se quedó conmigo andando hacia el objetivo durante un montón de Kms. sacrificando su carrera. Creo que sólo tiró hacia delante cuando vio que poco a poco estaba mejor. ¡Muchas gracias Crack!

Después me paso Yonny remontando muchísimos puestos en la maratón, que fenómeno, iba como un tiro en la carrera a pie. De vez en cuando intentaba correr, pero era hacer el esfuerzo y volver a vomitar y me estaba debilitando por momentos, además en los avituallamientos solo había plátanos, agua y sales y no me entraba nada de eso, o sea que sin tomar nada. No sé muy bien en que Km. me paso Neno, creo que por el 27 o así, al entrar a Isla Cristina, iba haciendo su carrera, nos deseamos suerte y a por ello! Aquí llegó un gran momento para mi, tenían manzanas en un avituallamiento y pude comer media sin vomitar, por lo menos metía algo al cuerpo y eso animaba!




Así, en este estado tipo “walking dead” y a un ritmo de entre 10 y 12 minutos el km cayó la noche y tuve que echar mano de mi frontal, comenzaba otra aventura que era una zona de dunas de aproximadamente 3 Km. e iba totalmente solo, de noche, siguiendo balizas de leds colocadas por la organización, no veía a nadie por delante ni por detrás, intentaba pensar en positivo y acelerar la marcha, afortunadamente ya no vomitaba. Llego a paseo marítimo de Isla Antilla y después de comer otra media manzana llega corriendo Nando a animarme, qué bien vienen los ánimos y ver a gente después de lo que lleva uno encima!

Me anima a correr y troto durante 4 km a 7:30, no pensé que podría volver a trotar: ayudó el primer paso al lado de la meta, y ver a mis padres animándome y a Marta corriendo un rato a mi lado dándome ánimos, sin duda momentazo y subidón. Ese subidón se acabaría cuando llego a otra encerrona, me quedan otros 5 km por la playa y zona de dunas a oscuras, aquí no puedo ya ni trotar, Nando sigue cerca dándome ánimos, qué grande!!

Superada esa zona salgo de nuevo al paseo marítimo, llevo más de 14 horas de carrera y mi estomago está francamente mal, pero voy a acabar! El último Km. se hace largo, Marta me está esperando en los últimos 500 metros para entrar conmigo en meta, me hace mucha ilusión entrar con ella! Nos juntamos y voy trotando, ella acelera y la tengo que decir que no puedo ir tan rápido: es el momento de disfrutar, ha sido un maratón horrible, cercana a las 6:30h, no se puede decir ni que ha sido una maratón, no lo tomo como tal. Paso por meta en 14h 41, lo he conseguido, no estoy para nada satisfecho con mi tiempo, pero soy Finisher. Me marqué un objetivo y lo he cumplido, ya llegará el momento de mejorar esta marca.

Al llegar voy hacia la ambulancia y me ponen una inyección de Primperan para cortar las nauseas. Parece que me hace efecto rápidamente y puedo empezar a beber. Allí estaban todos para saludarme y darme un abrazo. Que grande es el TRIPI. 5 Finisher, cada uno a su manera y con sus circunstancias, pero 5 finisher! Al final me llevo una experiencia inolvidable.

Cuando se prepara algo de este calibre hay que valorar todo en su conjunto, el día de la prueba es muy importante, pero el camino recorrido hasta ella también. En mi caso y a pesar de la decepción inicial estoy contento, ha sido un año del que he aprendido muchas cosas y he vuelto a disfrutar entrenando. Balance positivo sin duda.

Ahora, ¡a marcar objetivos para el 2014!

martes, 12 de noviembre de 2013

Donación conjunta de sangre


Un año más los clubes de triatlón de Valladolid se dieron cita en el Centro de Hemoterapia y Hemodonación de Castilla y León para donar sangre. Estas fechas son aprovechadas por los deportistas para descansar tras una larga temporada de competiciones y entrenamientos. Es momento para volver a cargar pilas y, por qué no, para contribuir de forma altruista a mejorar la calidad de vida de muchas personas que precisan de una transfusión sanguínea o de alguno de sus componentes.
Destacar que, si bien muchos de los asistentes son donantes habituales que no han querido perderse esta oportunidad de donar con amigos y compañeros de triatlón, también había compañeros que donaban por primera vez, lo cual da mayor significado a este tipo de iniciativas que buscan que cada vez más personas conozcan los beneficios y experimenten la satisfacción de saber que con este gesto pueden salvar varias vidas.
Como dice el Real Decreto que regula la Hemodonación, la donación de sangre es un acto voluntario, universal, anónimo, altruista y no remunerado.
Agradecer la asistencia de los compañeros del C. D. Triatlón Bomberos Valladolid, C. D. Atalanta Sport Club y Triatlón Cuellar, con los que hemos pasado una tarde altruista y muy gratificante.

Las palabras de Víctor González de su propia experiencia son muy gráficas:
Para casi todo en la vida, la primera vez suele ser un poco más difícil, pero una vez terminada la extracción compruebas que de verdad era sencillo y que el pinchazo no era para tanto; la satisfacción, sí.
Pues con esas inquietudes parte de los triatletas Vallisoletanos  (Parte, por que muchos de ellos repetían experiencia) se acercaron en la tarde de hoy al Centro de Hemoterapia y Hemodonación de Castilla y León, situado en el Paseo de Filipinos. Y es que ya se está convirtiendo en costumbre que una vez al año (se puede donar varias veces), los integrantes de diversos clubes de Triatlón de la ciudad se den cita para donar un poco de su sangre "de hierro" para aquellas personas que lo necesiten. Esta vez fueron los integrantes de Club Atalanta, Molpesa, Bomberos, Cuellar y Triatlón Pisuerga -Tripi los que se decidieron a pasar una animada tarde en el centro, compartiendo experiencias, aconsejando los más veteranos en donaciones a los novatos, mientras de pocos en pocos iban entrando y saliendo a la sala de extracciones con una cara de satisfacción inmensa. Alguno incluso aprovechó la ocasión para hacerse donante de órganos.
Diariamente donan sangre una media de 50 personas en Valladolid, y 500 en Castilla y León. En Valladolid hay una media de 49 donantes de sangre por cada 1000 personas (la más alta de España). Y toda, absolutamente toda la sangre donada es utilizada, por lo que es de vital importancia donar un poco de nosotros a quienes más lo necesitan.
Seguramente esta experiencia solidaria nos ha hecho mejorar aún más como personas a la hora de compartir un poco de lo nuestro.
La próxima vez volveremos con más sangre "de hierro".

CENTRO DE ACTIVIDAD DE TRIATLÓN FMD - Ribera de Castilla - TRIPI (Valladolid)

CENTRO DE ACTIVIDAD DE TRIATLÓN FMD - Ribera de Castilla - TRIPI (Valladolid)



domingo, 10 de noviembre de 2013

13º DUATLÓN DE PROMOCIÓN CON BICICLETA DE MONTAÑA "CIUDAD DE VALLADOLID"


Éxito de participación en La decimotercera edición del Duatlón de promoción con bicicleta de montaña “Ciudad de Valladolid” con 140 inscripciones en categorías inferiores y 260 participantes en la prueba absoluta. A menos de una semana de la competición se colgó el cartel de completo, estableciendo un record de participación.

Desde las 10 h de la mañana se efectuaron las salidas en las distintas categorías inferiores: chupetín, prebenjamín, benjamín, alevín e infantil. A las 11:30 h se dio la salida a la categoría cadete y absoluta.

El Pinar de Antequera recibió a los participantes con una magnífica mañana para la práctica deportiva. Un primer segmento de carrera a pie daba paso a un segmento de bicicleta de montaña por las asequibles sendas del pinar y posteriormente se terminaba con otro segmento de carrera a pie. Las distancias a recorrer eran muy cortas para las categorías inferiores mientras que para la categoría absoluta se realizaron 4 km de carrera, 12 km de btt y 2 km de carrera.

En la categoría absoluta, Jorge Turrado lanzó un ataque desde los primeros instantes y se situó en cabeza de la carrera a pie. En el segmento ciclista aumentó la ventaja a sus perseguidores y en la última carrera a pie se dio un auténtico paseo para parar el crono en 44 minutos y 9 segundos. En segunda posición cruzaba la línea de meta David Sánchez y tercero era Víctor Corral.

En categoría femenina, Teresa García Gutiérrez tampoco tuvo rival en la prueba y alzó los brazos con un tiempo de 55 minutos y 4 segundos. En segunda posición entraba nieves Herrera y en tercera posición hacía lo propio Laura Jiménez.

Esta prueba ha servido de trampolín a gran parte de los deportistas enganchados al Triatlón, no solo en la provincia de Valladolid, sino también de Castilla y León y Comunidades vecinas. En ella los deportistas del Club Tripi aparcan el mono de competir y se ponen muy gustosamente el chaleco de organizador, la camiseta de voluntario y los guantes de trabajo.

IV DUATLÓN CIUDAD DE PALENCIA. EL TRIPI, PLATA Y EQUIPO MÁS REPRESENTADO.

Plata para el Tripi, el equipo más representado. Merino, quinto. 09 de febrero de 2019 El Museo del Agua de Palencia era el testigo mudo ...