martes, 23 de enero de 2018

HISTORIA DEL TRIPI. Por Nacho Domínguez.

08 Junio 2009
LA PREHISTORIA
Se suele hablar del triatlón de Guadalajara, septiembre de 1984, como del primer triatlón celebrado en España. Sin embargo, el año del despegue del triatlón en nuestro país es el 86, con 9 o 10 pruebas ya con los tres segmentos en el orden que hoy conocemos, y sin parada del cronómetro en las transiciones – que es como se hacía en Guadalajara entonces.
En el año 87 la firma Austral Sport organiza su segundo circuito de triatlones, con 8 pruebas, la tercera de las cuales será el Triatlón de Valladolid, que se celebra el 14 de junio de 1987 en la Playa de las Moreras. Ese es el comienzo de la historia del triatlón en nuestra ciudad.
Se organiza este triatlón a través de la Fundación Municipal Deportiva (yo conservo las bases de la prueba, los recorridos y el boletín con mis datos para la inscripción que nunca realicé porque se me estropeó la bici –prestada- unos días antes y no tenía dinero para arreglarla). Lo que no sé es de quien fue la iniciativa, si fue Austral quien llamo a la Fundación, o al revés. Y si fue la Fundación, quién y por qué estuvo interesado en que se celebrara un triatlón en nuestra ciudad.
Sea como fuere, el caso es que allí, además de los mejores triatletas nacionales del momento, se dieron cita Eduardo Franco (procedente de los Trotapinares), Manuel F. Aceña y Santiago Revuelta. Suponemos que hubo más participantes vallisoletanos, pero no debieron de tener continuidad en el deporte, así que estos son los pioneros del triatlón en Valladolid, y además uno de los gérmenes del Club Triatlón Pisuerga.
LOS ORIGENES
El más activo de aquellos primeros triatletas es Santi, que comienza a participar en pruebas y, un poco sin querer, empieza a hacer contactos en el mundillo del deporte vallisoletano. El agua, sin embargo, todavía daba miedo, por eso el año 88 es importante porque se celebran en España las primeras pruebas combinadas de bici y carrera, que entonces se llamaban “biatlón” y hoy conocemos como duatlón.  Esto hará más fácil ganar adeptos para la causa en Pucela, entre ellos el hermano de Santi, Fernando Revuelta, marchador y ciclista, que será importantísimo para el equipo, gran organizador y gestor, padre del Tripinformativo y del trofeo tripi y verdadero alma del club.
A través del grupo de atletismo de la universidad de Valladolid, Santi conoce a Félix Matarranz, que también había hecho ciclismo, a Alberto Celestino, piragüista, a German Baena, atleta, etc. Estamos ya en el 89. Deciden federarse para participar en pruebas combinadas, y ya entonces hablan de la posibilidad de crear un club, pero no dan el paso aun, sino que se incorporan como sección de triatlón a la AC Tiburi Trives, fundada en Galicia por otro hermano Revuelta, Javier. Así, competirán con el nombre: AC Tiburi Trives Triatlón Valladolid. Pero el grupo todavía es pequeño.
Santi y Nando también participan en pruebas de ciclo-cross. Conocerán así a Poli Sánchez, ciclista aficionado, y a su hermano Pedro, corredor, a comienzos del 91. Manolo F. Aceña traerá al grupo a un ex-nadador, Javi Seisdedos. A través de Alberto Celestino llega un ex atleta, Luis de Castro (tanto Javi como Luis ya habían debutado en un tri en el 89) Y llega también Javi Pérez, buen nadador y amigo de Fernando. Como vemos, todos ellos de muy distinta procedencia, pero con un interés común, el triatlón. Ya tenemos un grupo de gente más o menos grande, con ganas de entrenar y de competir.
EL NACIMIENTO
Estamos en el verano del 91, y el grupo comienza a hablar de hacer un club. Hay que pensar en un nombre y en unos colores. Entonces tiene lugar la famosa reunión en la cafetería Moka para decidir cómo se van a llamar, de la que salen nombres tan disparatados como Los Amigos de la Trucha, y otros muchos de igual calibre. Al final impera la cordura y deciden llamarse Triatlón Pisuerga (un gran acierto, y nombre original en este mundillo: así a bote pronto no recuerdo ningún otro club con el nombre del río de su ciudad). En cuanto a los colores, por aquel entonces Luis entrenaba en bici con una camiseta de surfer de O’Neill (entonces no era como ahora que siempre estamos a la última, y si no se tenía maillot se entrenaba con lo que se podía). Pues bien, la camiseta en cuestión era rosa fucsia con las mangas negras, y parece ser que Santi sugirió ese color y a todos les gustó la idea. Segundo gran acierto.
En cuanto a cómo montar un club, Nando y Santi frecuentaban la tienda que tenía en el Paseo de San Isidro el ex ciclista profesional Juan Carlos Rozas. Rozas tenía un club con el bonito nombre de AD Sueño Deportivo. En este club se va a integrar el Triatlón Pisuerga.
Enseguida se encarga ropa, maillot y culotte, y se compite ya con ella, creo que, por primera vez en octubre del 91 en el duatlón de Toledo, primera prueba que se gana por equipos.
Se puede decir entonces que el club existe, con ese nombre y esos colores, desde el otoño del 91, aunque no nacerá oficialmente hasta enero del 92 cuando se inscriba en la CNT (Comisión Nacional de Triatlón) y en la Junta de Castilla y León.
LOS PRIMEROS PASOS
En enero del 92 se gestionan las 9 primeras fichas del club, y sucederá otro hecho importante: se participa en la primera competición oficial como club, el Duatlón de Torremolinos, perteneciente al circuito del Campeonato de España. Al salir las clasificaciones, el nombre es muy largo, y la última parte sale abreviada: TriPi. A todos les hace gracia y les gusta la idea, y cuando en la primavera del 92 se encargan las primeras camisetas de competición se harán con el nombre Tripi en el pecho. Tercer gran acierto.
En febrero nace el Tripinformativo y en mayo el trofeo tripi. Se produce el debut de la primera chica, Rocío Ayala, en el tri de Rioseco. Durante el 92 se incorporan al club algunos históricos como Quique del Arroyo, Alfonso Lahuerta, Herguedas, Quico Arribas, J.C. De Pablo, Nacho Domínguez (o sea, yo) y Rafa Ruiz. Se empiezan a hacer entrenamientos conjuntos: a pie los sábados a las 12 en FASA en el pinar, y en bici los domingos en el cine de la Rubia. El año se cierra con 25 socios y la primera cena tripi en las Navidades, en un bar de la calle de Los Moros cuyo nombre no recuerdo, donde se entrega el primer trofeo tripi – una figurita de barro hecha y pintada a mano por Luis.
El 93 es el año del despegue. El tripi se promociona: por medio de Rozas se entra en contacto con Ángel M. Depablos, redactor deportivo de El Mundo, que nos empieza a publicar artículos con fotos a toda plana. Hacemos pegatinas y hasta damos una charla en el IES Núñez de Arce donde yo era profesor. Se debuta en tri blanco (Rafa) y en tri de media distancia (Luis y Rafa). Se comienza a participar activamente en la sección regional de triatlón (Rafa, y después Félix serán presidentes, precursores de Ángel Altés) y en la federación nacional, de la que Rafa será vicepresidente.
En el terreno deportivo se participa en dus del circuito gallego desplazando hasta 20 duatletas a Lugo y Orense, y llegan los triunfos tanto individuales como por equipos – y con los premios, las pulpadas…. En triatlón andamos algo más flojos de gente: el agua sigue asustando y la mayoría solo se atreve con tris de promoción o de natación fácil y corta. Solo somos cinco triatletas “olímpicos” en el club.
El año se cierra con casi 50 socios (entre ellos ya Alberto Ferreras) y una masiva cena.
EL “RE-NACIMIENTO”
El 94 y el 95 son los años de la consolidación. Además de los entrenamientos a pie y en bici se realizan ya entrenos conjuntos de natación, todas las noches, en la piscina de Río Esgueva (anteriormente se nadaba, también por la noche, en Huerta del Rey); nos vemos pues casi todos los días y el equipo se convierte en una gran familia, con sede social primero en Deportes Moral, en la Plaza Mayor, y más adelante en el gimnasio Fitness Park. Después de los entrenamientos quedamos para salir a tomar algo y después de las competiciones se hacen merendolas. En Julio del 94 hacemos una tripiconcentración de 10 días en la casa de Quique en Corniero (León). Se preparan todo tipo de viajes y tripiexpediciones, como la de Niza 95 para hacer el mundial de larga distancia. Definitivamente dejamos de ser un club de duatletas y ya se participa en gran número, en todo tipo de triatlones.
El club se estabiliza en unos 50 socios, y entre las nuevas adquisiciones está un histórico del multideporte aventura, Antonio de la Rosa, además de Saúl Blanco, Toño Fernández y Alberto Altes, entre otros. 
En enero del 95, al fin, el club se “independiza” de Sueño Deportivo y se da de alta como club de triatlón incorporando en su nombre oficial la palabra Tripi. El primer presidente será Luis de Castro.
A partir de aquí, otros 12 años de historia. El club ha dado muchas vueltas y pasado momentos buenos, no tan buenos, y hasta malos, para llegar a lo que es ahora, un club consolidado en el que la gente nueva parece que ha recogido el espíritu con el que fue creado el Tripi, hace ya más de 15 años…
Cuando comencé a pensar en escribir la historia del club me dije que lo hacía por la gente nueva, para que supiera lo que era el equipo, cómo había nacido y lo que significaba. A medida que iba rebuscando entre las páginas del Tripinformativo, y las de mi memoria, y hablando con Luis, con Santi, con Félix… me daba cuenta de que en el fondo también lo hacía por mí, porque estaba recuperando una parte importante de mi pasado, algunos de los años más felices. Una parte en la que unos cuantos deportistas habíamos convertido el triatlón en un modo de vida articulado en torno a un club, el Tripi, del que todos estábamos orgullosos; y al hacerlo nos habíamos convertido en amigos.  Aquellos años, que fueron tan bonitos para todos, están ligados para siempre a un nombre: el Tripi.
Una vez que todos sabéis ya como nació el club no creo que merezca la pena seguir contando historietas, que por otra parte están recogidas en el Tripinformativo, la verdadera historia del equipo, que lamentablemente no se publica desde hace tres años.
Lo que si me gustaría hacer es una pequeña historia del boletín que creó Nando y que tanto hemos defendido algunos, para que inspire a los nuevos editores, que me consta están trabajando en un nuevo número (o no??). Y cerrar esta historia de nuestro club con un resumen de hechos, datos y cifras, y una especie de palmares del equipo. Pero eso quedará para otra ocasión.

2 comentarios:

Juan A. Bermejo dijo...

Dos de los pioneros del Triatlón Pisuerga siguen en activo haciendo triatlón en las filas del Seler UniVest Triathlon Team de Valladolid,

Juan A. Bermejo dijo...

Enhorabuena por la crónica Nacho

HOMENAJE A VÍCTOR LEIVA Y JAVIER GUTIÉRREZ.

En el Triatlón Pisuerga no queremos olvidarnos de dos grandes socios que se marcharon pronto. Víctor Muñoz Leiva partió hace tres años, Jav...